Así limpia el PP de Madrid su censo: cuota de 20€, tachando fallecidos y 90 reclutadores

El PP de Madrid ha iniciado ya un arduo trabajo para actualizar el censo de afiliados, que antes de que Cristina Cifuentes llegara a la presidencia del partido superaba, en teoría, la cifra de 94.000 personas. El nuevo equipo quiere "una afiliación comprometida y real" y sabe que ese objetivo pasa por renovar un listado que puede llevar inflado varios años. "Si soy elegida presidenta lo primero que voy a hacer es una depuración del censo, adaptarlo a la realidad para ver cuántos militantes reales tenemos", señalaba Cifuentes en una entrevista concedida a El Confidencial en marzo de este año.

El primer termómetro fue la elección interna para elegir nuevo líder regional, unos comicios que auparon a Cifuentes a la presidencia del partido en Madrid. Aunque el censo lo componían 94.500 nombres, solo 10.888 militantes decidieron inscribirse para poder participar. La cita era importante, y en cierta medida, podía traslucir las cifras reales en la que se movía la formación. ¿El censo está más cercano a los 94.000 o a los 11.000? Es lo que está tratando de averiguar el equipo de Cifuentes, que ha dividido la comunidad en 14 zonas geográficas para controlar mejor las 90 sedes que el partido tiene en Madrid: 21 en la capital y 69 en el resto de municipios.

 

El PP ha nombrado además en cada una de esas sedes un delegado de afiliaciones, 90 reclutadores que deben centralizar en la sede regional la información de su agrupación local: las nuevas altas y las bajas tras ese trabajo de depuración que se ha iniciado. ¿En qué consiste? En primer lugar se ha establecido una cuota anual de 20 euros. Una cuota fijada por la dirección nacional para toda España. Si los 94.000 afiliados que en teoría estaban apuntado al PP hace más de un año pagaran esa cantidad, el PP de Madrid ingresaría la nada desdeñable cifra de 1,8 millones de euros.

"Los afiliados que estén pasando situaciones económicas difíciles podrán pedir una exención temporal del pago", señalan fuentes del partido. Estamos hablando, por ejemplo, de militantes en paro. Para optimizar todo este trabajo burocrático, el PP está dando cursos de formación de la base de datos Lanza, la que utiliza en todo el país, y sobre protección de datos para que los responsables de los ficheros conozcan de primera mano la legislación vigente.

La caja de cada sede también será controlada desde la dirección regional. Como ya adelantó El Confidencial, Cifuentes quiere centralizar la gestión de todas las cuentas corrientes que manejan las sedes locales, sabedora que la tesorería del partido está suponiendo uno de los mayores quebraderos de cabeza a nivel judicial. No hay que olvidar que en tres sumarios, Gürtel, Púnica y ahora Lezo, la justicia investiga la presunta financiación irregular del partido, no solo a nivel autonómico, sino también en algunos municipios como Majadahonda, Pozuelo de Alarcón o Valdemoro. Para evitar nuevas sorpresas, Cifuentes quiere cortar de raíz las tentaciones de cajas B y contabilidades paralelas.

Cifuentes, en una entrega de carné de nuevos afiliados en la sede de Móstoles

Cifuentes, en una entrega de carné de nuevos afiliados en la sede de Móstoles

Cuando Cifuentes llegó en febrero de 2016 a la presidencia de la gestora del PP madrileño ya estableció un control trimestral de la contabilidad de las sedes, que debían remitir a la primera planta de Génova la información financiera de su agrupación. Ahora, con Cifuentes ya consolidada en la presidente del PP autonómico, el control será más exhaustivo y habrá una cuenta única donde todos los militantes, independientemente de donde estén afiliados, deberán ingresar su cuota. La dirección regional tendrá así una supervisión directa de los ingresos y los pagos de cada una de las sedes.

Estar al corriente de pago va a ser importante, porque "quienes lleven más de un año sin abonar la cuota no podrán participar en los procesos de elección interna del partido". Tras el triunfo de Cifuentes, se ha iniciado ya un proceso de renovación de cargos en todas las sedes del partido. Esta serie de comicios internos también van a servir para la actualización del censo. "La dirección regional está poniendo al día los datos de contacto de todos los afiliados, que deberán facilitar un teléfono y un correo electrónico, los dos mecanismos fundamentales de correspondencia con los afiliados". El PP recalca que hay que utilizar la palabra afiliados, "ya que en los estatutos ya no hablamos de militantes, sino de afiliados".

Fuente: http://ow.ly/fMfz30cTdnS

Categoría: ACTUALIDAD Lunes 26 de Junio del 2017