Cuatro prendas en color camel para invertir... y hacer que tus looks parezcan caros

Puede sonar manido, pero algo de verdad universal se esconde tras esa creencia de que el color camel es un básico atemporal. Tanto es así que este tono forma parte del armario masculino desde hace siglos. Si el mismísmo San Juan Bautista levantara la cabeza daría buena cuenta de esta tendencia ya que él predicaba a orillas del río Jordán ataviado con una piel de camello. Una estampa bíblica de la que el evangelista Mateo dio buena cuenta entonces y que más de 2.000 años después las publicaciones sagradas del mundo de la moda han replicado en sus editoriales temporada tras temporada.

La versatilidad de esta suerte de marrón claro no conoce límites. Tanto es así que, pese a las restricciones de muchos, esta tonalidad irrumpió con fuerza en el ropero del hombre a partir del otoño de 2015. Lo hizo de la mano de firmas como Prada, Saint Laurent, Burberry –y su sempiterna gabardina– o la colección de Alessandro Michele, entre otras, quienes llevaron este matiz cromático a trajes, abrigos, americanas y camisas. Desde entonces, su vigencia parece no tener fin y denota cierto gusto en todos aquellos gentlemen que lo lucen con frecuencia. El camel ofrece el contrapunto tonal perfecto a estilismos de suéteres o trajes oscuros. Razón de más para invertir en algunas de estas prendas y hacer que cualquier combinación parezca más cara de lo que verdaderamente pueda ser.

1. El abrigo

Toca decir adiós a la extendida y errada creencia de que un abrigo en color gris es capaz de elevar cualquier estilismo de tonos oscuros. Una prenda exterior camel es infinitamente más versátil y ofrece muchas más combinaciones de las esperadas. Ya sea con un jersey crudo, con un conjunto 'total black' o con unos pantalones vaqueros cuyas costuras suelen tener ese color. Un modelo tres cuartos fabricado en lana es una inversión para toda la vida.

Massimo Dutti.Massimo Dutti.

1. Jersey de cuello cisne de Zara (29,95 euros); 2. Pantalón vaquero de Levi's Red Tab Men (c.p.v.); 3. Abrigo de lana oversize de Mango (149,99 euros); 4. Bufanda con motivos geométricos de la colección U Man de Adolfo Domínguez (46 euros); 5. Botín modelo Montreal de Scalpers (129 euros).

2. La cazadora

¿Una sahariana de ante? ¿O quizá una biker? El orden de los factores no altera el producto siempre y cuando este último sea una cazadora en color camel. El giro definitivo llega con los pantalones de lana, en una amplia selección de texturas y estampados: desde los cuadros príncipe de Gales, hasta llegar al ojo de perdiz, pasando por la franela. Para dar siempre con el contraste: como el que aporta un jersey azul marino o un mocasín clásico. A ser posible con antifaz y en color negro.

J.CrewJ.Crew

1. Cazadora de algodón de J.Crew (168 euros); 2. Jersey modelo Geelong de Hackett (155 euros); 3. Pantalón de cuadros perteneciente a la colección Limited Edition de Massimo Dutti (69,95 euros); 4. Mocasín modelo Weston de Ana Marttin (165 euros); 5. Gafas de sol en acetato de Bottega Veneta (490 euros).

3. La gabardina

Qué sería del otoño sin ella. Los días de lluvia han de recibirse bajo el 'paraguas' del color camel. Con una prenda clásica que es, sin duda, uno de los mejores ejemplos de la elegancia y, por qué no, del hedonismo. Para combinarla con unas botas modelo Chelsea en cuero marrón y un pantalón vaquero de silueta 'slim'. El 'glam rock' se debe escribir así al restarle formalidad con algunos de estos complementos.

The Kooples.

The Kooples.

1. Pantalón vaquero de Stradivarius Man (25,95 euros); 2. Jersey modelo The Iconic Fisherman de Polo Ralph Lauren (299 euros); 3. Gafa modelo Nara de Etnia Barcelona (c.p.v.); 4. Botín de piel marrón de Zara (69,95 euros); 5. Cartera modelo Messenger de Gucci (c.p.v.); 6. Gabardina de algodón de The Kooples (395 euros).

4. El jersey

Alabado sea el cuello cisne en tejidos como el algodón o el cashmere. Y bienvenidas sean todas aquellas marcas que han sucumbido a la fabricación de jerséis en este color. Al no tratarse de una prenda exterior, su combinación puede resultar compleja. Pero la máxima sigue siendo la misma: que sea la prenda que destaque entre otras piezas más oscuras. Esta propuesta requiere de un traje, pero mezclado con un pantalón vaquero y por qué no, con un abrigo oscuro, el resultado será igualmente acertado.

Sandro. Sandro.

1. Suéter de cuello cisne de Sandro (195 euros); 2. Tarjetero de Shaheko (c.p.v.); 3. Traje modelo Sienna de Suitsupply (469 euros); 4. Sombrero modelo Fedora de Mango (19,99 euros); 5. Zapato de Valentino Garavani disponible en Yoox.com (622 euros).

Fuente: http://ow.ly/GhTn30gFkpE

Categoría: MODA Sábado 18 de Noviembre del 2017