Por qué te duele el estómago tras la comida. Y puede ser peligroso

Aunque haya quien lo ha aceptado como una parte más de su vida, no hay nada normal en el malestar. Además, puede deberse a razones más preocupantes que una mera indigestión

Foto: Algunos síntomas son tan graves como para afectar a la vida diaria. (iStock)Algunos síntomas son tan graves como para afectar a la vida diaria. (iStock)

La última cosa que esperas tras una comida deliciosa es que te empiece a doler el estómago. Y, sin embargo, ahí llega, puntual a la cita. Cuando ya ha ocurrido más de una vez, es normal empezar a cogerle miedo a algo tan básico como comer. Te dices a ti mismo que no es para tanto, que es un síntoma común, que casi todo el mundo lo ha experimentado alguna vez. Pese a ser una verdad como un templo, el dolor estomacal puede deberse a razones más preocupantes que una indigestión puntual.

Aunque muchas personas ya lo hayan aceptado como una parte más de su vida, no hay nada normal en ello. Este malestar es señal de que algo falla en nuestro cuerpo, por lo general relacionado con el sistema digestivo. En este sentido, Ashkan Farhadi, gastroenterólogo y autor de más de 100 estudios sobre las dolencias estomacales, ha enumerado en 'Prevention' las más comunes que suelen estar relacionadas con el dolor y la comida.

Reflujo gastroesofágico (ERGE)

El esófago es un tubo que transporta la comida desde la boca hasta el estómago. Cuando la válvula que controla el paso no se cierra adecuadamente, entonces ocurre el reflujo y el contenido del estómago puede regresar hacia el esófago e irritarlo. Por eso, es posible sentir acidez (sensación de ardor) en el pecho o la garganta después de comer. Algunas veces hasta se puede sentir el sabor del líquido gástrico en la parte posterior de la boca.

Foto: iStock.Foto: iStock.

Otros síntomas, aunque menos comunes, incluyen edolor de pecho, de garganta, jadeos, tos, asma o dificultad respiratoria. Para prevenir los síntomas se recomienda evitar las porciones grandes, atracones, bebidas alcohólicas, comidas picantes, grasosas o irritantes, como la pimienta, la menta o el café. También ayuda no comer antes de acostarse, perder peso y vestir con ropa holgada.

Síndrome del intestino irritable

Se trata de un problema relativamente común que se da en el intestino grueso. Aunque no daña el órgano en sí, puede causar muchas molestias como cólicos abdominales, hinchazón, gases, una repentina necesidad de evacuación y cambios en los hábitos (desde el estreñimiento hasta la diarrea). Pese a que hay síntomas lo suficientemente graves como para afectar a la vida diaria, la mayoría suelen ser leves.

Debido a que son muchas las enfermedades que causan dolor abdominal, las pruebas médicas son esenciales para realizar un diagnóstico certero

El problema es que no se conoce la causa exacta del síndrome (los médicos apuntan a que es una combinación de problemas en el tracto gastrointestinal), ni tampoco existe una prueba específica que se utilice para diagnosticarlos (aunque el médico puede pedirte pruebas y análisis para descartar otros problemas). Lo que sí se sabe es que lo sufren más las mujeres, sobre todo las menores de 45 años, y que es posible controlar sus síntomas a través de la dieta (comidas más pequeñas y fáciles de digerir), el manejo del estrés y ciertas medicinas.

Enfermedad celíaca

Es una condición del sistema inmunitario en la que las personas (habitualmente con predisposición genética) no pueden consumir gluten (una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno, así como también en algunos suplementos y productos de higiene personal) porque daña su intestino delgado.

Foto: iStock.Foto: iStock.

Según indica la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) en su web, la prevalencia estimada en los europeos es del 1%, siendo más frecuente en mujeres que en hombres. Estas no son más que estimaciones, pues se calcula que alrededor del 75% de los pacientes no está diagnosticado. Aunque los síntomas varían según la persona, suelen ocurrir en el sistema digestivo: diarrea y dolor abdominal. También es habitual que el paciente se encuentre irritado o deprimido.

Úlcera estomacal

Ocurre cuando los ácidos que nos ayudan a digerir los alimentos dañan las paredes del estómago o el duodeno, la primera parte del intestino delgado. La causa más frecuente de este trastorno es una bacteria llamada Helicobacter pylori. También interviene el uso prolongado de antiinflamatorios (como la aspirina o el ibuprofeno), el estrés, el alcohol, el tabaco y las comidas picantes.

Cuando la válvula del esófago que controla el paso no se cierra bien, puedes sentir una sensación de ardor en el pecho o la garganta después de comer

Sea como fuere, el síntoma más común es el ardor de estómago, que suele aparecer durante o después de las comidas. A menudo puede haber otros como la distensión abdominal, la intolerancia a las grasas, eructos, pérdida de peso, náuseas y vómitos. Debido a que son muchas las enfermedades que causan dolor abdominal, hay que realizar pruebas para conseguir un diagnóstico certero, desde la exploración física hasta la detección de la bacteria mediante el test del aliento.

Fuente: http://ow.ly/Nhyh30gXZ7l

Categoría: SALUD Sábado 2 de Diciembre del 2017