¿Por qué los músculos empiezan a doler al día siguiente de hacer ejercicio?

Contra todo pronóstico, ¡consigues terminar tu primera rutina de cardio! Y aunque te sientes feliz, porque no hay dolor muscular, sabes que éste no tardará en llegar; para ser precisos, al día siguiente, al levantarte de la cama.

Y la razón no está en la intensidad de la actividad física (Zumba, pesas, natación…), sino por un fenómeno  llamado DOMS (Delayed Onset Muscle Soreness), que en español significa: dolor muscular de aparición retardada.

¿Por qué sucede?

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el DOMS aparece, entre las 12 o 24 horas posteriores del ejercicio, y es resultado de una distensión muscular (contracción y alargamiento del músculo). Motivo por el que actividades como el correr, estiramiento o brincar, te hacen más propenso a este dolor.

Este fenómeno suele ir acompañado de síntomas como sensibilidad, dolor severo y debilidad muscular.

¿Puedes evitar sentir dolor tras hacer ejercicio?

El DOMS suele afectar solo a los atletas principiantes, al ir aumentando la actividad, los músculos adquieren flexibilidad y resistencia.

Sin embargo, para llegar a este punto el camino es arduo, por ellos los antinflamatorios tópicos y los masajes han demostrado ser grandes aliados para reducir este malestar.  ¡Inténtalo, pero no renuncien a tu propósito de mejor tu salud!

Fuente:  http://ow.ly/5r6T30hSntB 

Categoría: EJERCICIOS Viernes 19 de Enero del 2018